martes, 27 de septiembre de 2011

Historia del Cementerio General

Según la Historia para el año de 1770 el lugar en donde se ubico el primer cementerio General de la ciudad de Guatemala fue en la parte posterior de la Catedral, en lugar que se le conocia como el sagrario, es en este cementerio en donde fueron enterrados la mayor parte de los miembros que firmaron el Acta de Independencia de Guatemala, una anecdota que se cuenta de este cementerio, es el hecho que en este las personas que morian y de las cuales no se podia confirmar su creencia religiosa era enterrado en un area apartada de la de los demas, conocida como de "diversas creencias" ye ra considerado como no sagrado, en este lugar que ocupo el cementerio del Sagrario fue el que posteriormente pasaron a ocupar los cajoneros, y que posteriormente dio origen a la construccion del primer edificio del Mercado Central, mismo lugar en el que se encuentra en la actualidad.

Posteriormete en el año de 1779, al traslado de los cajoneros a la parte del sagrario, se procedio a trasladar el Cementerio Lugar al lugar conocido como Camposanto Los Remedios, en el lugar que en la actualidad ocupa el Parque Enrique Gómez Carrillo.

En el año de 1833, el camposanto es clausurado por orden del Gobierno, por considerarlo que no era higienico el lugar y no guardaba los controles sanitarios que se debian conservar y fue el gobierno del Dr. Mariano Gálvez que con el propósito que el cordón sanitario creado para evitar la propagación de la epidemia del cólera funcionara adecuadamente, se ordenó el cierre de cementerios en la ciudad por lo que se crea el nuevo cementerio en las orillas de la ciudad al que se le llama con el nombre de Cementerio de San Juan de Dios, junto al hospital del mismo nombre, en la actual Av. Elena y 9ª. calle “A”.

El 12 de Marzo de 1837 fueron trasladados los restos de este cementerio por medio de una procesion que traslado restos de cadaveres enterrados en la Catedral y en el antiguo Sagrario.

Este cementerio en el año de 1876, debido al constante crecimiento de la ciudad, se traslada a un nuevo terreno denominado Cerritos un antiguo asentamiento maya del período Preclásico Tardío, que consta de varios montículos, los cuales pertenecen junto al complejo maya de Kaminal Juyu a uno solo, en esta parte del terreno los historiadores concuerdan en que, era una area la cual se encontraba un antiguo campo para el juego de pelota Maya.

Este terreno perteneció hasta el año de 1865 a la finca se conocia como “Potrero de García”, el cual fue adquirido en 1878 por Justo Rufino Barrios y tiene una extensión de 320,000 metros cuadrados, con un frente de 800 metros.

El Cementerio General al que en sus inicios se le conocio como "El nuevo Cementerio" fue creado bajo el decreto 188 emitido por Justo Rufino Barrios con carácter de urgente establece el nuevo cementerio el 11 de Julio de 1877.

Es en este terreno en el cual se encuentran varios montículos en donde se encuentra el actual Cementerio General, adscrito al Hospital San Juan de Dios, el cual se estableció en el año de 1881, siendo inaugurado este el dia 1 de julio de 1881 con el entierro del señor Ignacio Zamora, cuyos restos fueron los primeros que albergaron a este cementerio, sin embargo las puertas del cementerio fueron abiertas hasta el 1 de enero de 1882, y el 14 de Marzo de ese mismo año fueron autorizadas las tarifas para el cobro de entierros, en el año de 1885 se emite la Ley de Cementerios, que establece que unicamente el Hospital General sera el encargado de la administración del Cementerio General, los demas cementerios su administración estara a cargo de sus respectivas comunas.

Fueron los ingenieros Alejandro Prieto y Pratkowsky quienes tuvieron a su cargo hacer el trazo distribución de dicho cementerio y fue construido por Luis Monzón, la jardinización de este nuevo Cementerio General se llevo a cabo durante el gobierno de Jorge Ubico a un costo de $.20,000.00 pesos.