miércoles, 19 de octubre de 2011

Historia del Callejon del Judio

El Callejón del Judio como se le conocio en los años de 1800 hasta cambiar su nombre por el de 4ª Calle, toma su nombre debido a la leyenda de un zapatero, según la narración; Cuando Jesús se dirigia al Monte del Calvario cargando su cruz para su crucificcion, jesús de detuvo frente a una casa en donde trabajaba un zapatero, Jesús cansado y fatigado y con mucha sed, se acerco a la casa y le pidió al noble zapatero que le realase un poco de agua, en el momento que el zapatero se disponía a clavar con un martillo una de las suelas de un zapato, nirandole de reojo el zapatero a Jesús, y pizca de conmoverse por su dolor y sufrimiento, el zapatero respondio, camina, camina hasta donde tu destino se va a cumplir, a su respuesta Jesús le respondio, tú, anda, anda hasta la consumación de los siglos, y como una maldición eterna, el zapatero estuvo condenado a vagar por todo el mundo sin rumbo y sin descanso mas que una sola vez al año, y se le conocio desde entonces como el Judío Errante, pero el día que por fin pudo descansar al Judío Errante, le tocó estar en Guatemala, en una noche cuando enfilaba sus cansados pasos por el Guarda del Golfo cerca del Cerrito del carmen, que se detuvo y cansado por caminar todo un año, tocó la puerta de una casa pequeña pintada de verde, en el primero de los callejones que descanso y es desde entonces que a este callejón se le conocio como, el Callejón del Judío.

Son muchas las historias y narraciones que se cuentan sobre este callejón, pero uno de ellas que no solo es una leyenda o historia sino que es verdad es el suicidio que ocurrio en este callejón en el año de 1917, con motivo del atentado que sufriera con una bomba el entonces presidente Manuel Estrada Cabrera.

Imagen de la residencia de Rufina Roca, en la esquina del Callejon del Judio y Avenida San Jose

Conspiraciones Manuel Estrada Cabrera

Primer Intento de Magnicidio

El primer intento para asesinar al presidente Manuel Estrada Cabrera, fue en el año de 1898, en el pasar de una prosecion, cuando un cucurucho intento asesinarlo sin acertar los disparos que realizo en contra de la humanidad de Estrada Cabrera.

Este atentado dio origen a que a partir de ese mismo año por medio de un Decreto que emitio Estrada Cabrera se prohibio que los cucuruchos salieran con la cara cubierta con los capirotes que se utilizaban en esa epoca, que eran similares a los que en la actualidad aun se usan en las procesiones en la que cargan cucuruchos en España.

En el año 1909 la madre de Manuel Estrada Cabrera le pidio a su hijo que la procesion del Señor el Sepultado de la Iglesia de Santo Domingo pasara frente a su casa, la que se ubicaba en la Finca El Ballerino que se le habia conocido como la Finca La Palma (hoy Barrio de la Palmita en la zona 5) en esta ocasión Estrada Cabrera por el temor de ser asesinado ordeno que el anda fuera cargada por soldados vestidos de cucuruchos los cuales tuvieron que llevar el anda sin capirote que les cubriera la cabeza.

Segundo intento de Magnicidio

El Primer intento para asesinar a Manuel Estrada Cabrera es el que se conocio como la conspiración de la Bomba.

Fue en el año de 1906 que se tuvo la iniciativa de los hermanos Enrique y Jorge Ávila Echeverría quienes eran medico y abogado los que unidos a Julio Valdés Blanco, los cuales habian llegado de europa donde habian alcanzado coronar sus estudios profesionales los que tomaron la iniciativa de asesinar al dictador de la epoca Manuel Estrada Cabrera.

Al retornar de Europa los hermanos junto Valdez Blanco se unieron a Mariano Zeceña un residente de origen colombiano y a quienes se les unieron inspirados por la iniciativa Baltasar Rodil, Rafael y Felipe Prado Román, Eduardo y Pedro Rubio Piloña, Francisco Fajardo, José Pomés, Rafael Madriñán y Gustavo Ramírez, entre otros que debido al sistema brutal de tiranía en que se vivia dieron inicio a una conspiración que según notas de la epoca no tenia ninguna relacion con grupos politicos conservadores ni liberales.

Fueron muchas las formas que se propusieron para la realización del magnicidio entre de ellos estuvieron las propuestas de los hermanos Rubio Piloña quienes propusieron asesinar Estrada Cabrera por medio de solicitarle una audiencia, por otro lado los hermanos Prado Román, quienes tenian antecedentes de ser magníficos tiradores, hicieron la propuesta de hacer una emboscada a la caravana presidencial, y Mariano Zeceña el colombiano proponia que se tratara el surgimiento de un levantamiento militar en un cuartel especifico, sin embargo hubo una propuesta mas realizada por uno de los conspiradores con mayor liderazgo que fue Enrique Ávila Echeverría quien propuso que el magnicidio se realizara por medio de un ataque con dinamita.

Dentro de la propuesta del magnicidio y de la organización que se realizo para la ejecución de la conspiración se establecio que de fracasar el intento se acordaba una unica opcion que era el suicidio, con la logica intencion que si investigaban quienes serian los autores de alguna forma terminarian en manos de Estrada Cabrera quien de todas formas los mandaria a matar, discutiendose con mucho valor la forma en que realizarian su propio suicidio uno propuso que fuera con un cartucho de dinamita en la boca para destrozar el cráneo; uno mas propuso que tenia que ser con un balazo en la bóveda palatina, asegurando que era la muerte más rápida, pero tambien se propuso un balazo en la sien derecha por parte de Enrique Ávila diciendo que se debia morir sonrientes y de cara al Sol, por que un balazo en la boca causaba una desfiguracion total y que si se trataba de un magnicidio el que realizarian si serian campturados debian morir como hombres para que no fueran encontrados con el rostro de miedo y terror de nuestros cadáveres para que no causara repugnancia.

Una vez planificado su suicidio determinaron que seria el dia 1 de marzo de 1907 la fecha en que se realizaria el Magnicidio cuando la caravana presidencial se dirigiera a la Asamblea Constituyente, por lo que crearon responsabilidades especificas para realizar el crimen, unos tuvieron a su cargo la compra de materiales para fabricar la bomba, otros sobornar a Patrocinio Mendizábal, cochero de Estrada Cabrera, para que detuviera el carruaje en el punto donde estallaría el artefacto, Otros se encargarian de hablar con Francisco Anguiano quien tendria como cargo ser el primer designado a la Presidencia para que les entregara el poder luego de la muerte de Estrada Cabrera y Rodil y Valladares tuvieron a su cargo la búsqueda de residencia en las cercanias de la Asamblea Nacional de donde saldrian para colocar la bomba, y como ultima estrategia se les encargo a los Rubio Piloña tener a su cargo de ultimar a Estrada Cabrera en caso de que este quedara vivo en el lugar del atentado. Pero, ese día, algo salió mal.

Se llego el dia del magnicidio del dia 1 de Marzo de 1907, y este no se realizo, exisiten muchas versiones sobre el motivo ya que algunos dicen que el Estrada Cabrera no viajo ese dia la Asamblea Nacional, y algunos otros dicen que la bamba no exploto, sin embargo se volvieron a crear las estrategias para realizar un nuevo intento.

En este nuevo intento se concretaron dos residencias en las cercanias de la 16 y 17 calles sobre la septima avenida por donde se propuso el escalamiento de un tunel para colocar la bomba por debajo por donde transitaria la caravana presidencial en su paseo que realizaba constantemente por el Boulevard del 30 de Junio (hoy Avenida de la Reforma) esta tarea de excavar para la construccion del tunel les llevo mucho trabajo a los Ávila Echeverría, Valdés Blanco, Rodil, Madriñán y los hermanos Prado, ya que utilizaron herramientas livianas para evitar ruidos que despertaran sospechas entre los vecinos, dejandole la funcion de vigilar por las mañanas la casa de Estrada Cabrera a Valdés Blanco, quienes en conjunto crearon la estrategia de que Rafael Prado siguiera la caravana para verificar la ruta mientras su hermano Felipe manjenado una bicicleta se anticiparia por medio de una seña a Madriñan para que realizara la detonación final, y fue una estrategia que practicaron por varios dias hasta el dia final señalado para el magnicidio.

El dia estipulado por los conspiradores para la ejecución del segundo plan del magnicidio fue el dia 29 de abril de 1907, a las siete de la mañana, y dos meses después del primer intento se realiza el intento magnicidio en la hora, fecha y lugar programado y al pasar la caravana presidencial en el lugar acordado por alguna razon el vehículo en el que viajaba Estrada Cabrera no se detuvo si no metros adelante de donde se encontraba la marca que se establecio explotando la bomba que levanto una enorme nube de polvo y tremendos daños las casas cercanas ademas de la funesta muerte de Patrocinio Mendizábal, cochero de Estrada Cabrera, y con varias heridas a José María Orellana quien tenia a su cargo la custodia a caballo del entonces presidente Estrada Cabrera y que era el primer jefe del Estado Mayor, una ultima oportunidad de realizar el magnicidio estuvo a cargo de Julio Valdés Blanco quien se habria acercado al lugar del atentado con la intención de disparar a Estrada Cabrera sin embargo la serenidad de este que sostenía un revólver desenfundado y auxiliando Jose Maria Orellana, Julio Valdez Blanco se retiro rapidamente ya que en ese momento se veia que el resto de la escolta de la caravana realizaba las primeras capturas.

El intento de ser asesinado desperto en Manuel Estrada Cabrera una venganza sin dimensiones ya que durante un largo tiempo mandaba a matar a muchas personas que creia involucradas en el atentado incluidos inocentes, mujeres y niños, muchos de los capturados del grupo de conspiradores fueron fusilados y otros que no lo eran tambien fueron fusilados dentro de ellos Adolfo y Juan Viteri, Francisco Valladares y Eduardo Rubio quien habia matado a un policia que lo capturo, la esposa de Valdés Blanco fue encarcelada realizandose tambien expropiación de los bienes de los conspiradores y de todas sus familias.

La inexperiencia de muchos de ellos y el temor que durante mucho tiempo habia crecido por lo grande que se intentaba hizo errar a Enrique Ávila Echeverría, quien habia dejado sus pantalones y su saco el cual tenia su nombre, y por consiguiente las investigaciones que se realizaron en poco tiempo dio resultado a las autoridades quienes determinaron el nombre de los autores intelectuales y materiales del atentado, que hizo que estos se pusieran en fuga pero dentro del mismo perímetro de la ciudad de donde no salieron y que lo hacian escondiendose de casa en casa dentro de ellas la de Nery Prado, padre de los hermanos Prado Romaña, en la casa de Piedad Rousellín, luego en la de Amelia Saborío de Romaña, después la residencia de la delegacion Española, luego en la casa de Francisca Franco, quien había trabajado para los hermanos Ávila Echeverría y por ultimo en la casa numero 29 en el Callejón del Judío de Rufina Roca de Monzón quien poseia fincas y tenia muchos trabajadores, y con quien se habia planificado que cuando los trabajadores salieran para la finca los cuatro profugos pudieran escapar, pero una situación de ultimo momento cambio los planes.

El hijo de Rufina Roca de Monzón se encontraba muy grave, enfermo de pulmonía, lo que hizo que el profugo que era medico, Jorge Avila Echeverria, fuera en búsqueda del niño para brindarle atención medica, momento en el que una mujer que trabajaba en la residencia como sirvienta vio al medico, y se percato que se encontraba oculto en la residencia con los otros tres profugos, con los dias la dueña de la residencia le otorgo un regaño a la sirvienta que desencadeno que esta tomara venganza delatando el lugar en donde se encontraban los profugos por medio de su novio quien era un oficial del Cuartel del Fuerte de Matamoros

La denuncia de la sirvienta sirvio sus frutos el dia 20 de Mayo de 1907 cuando en horas de la madrugada se hicieron presentes las autoridades, refugiandose Rufina Roca con sus hijos y la servidumbre y los profugos intentaron fugarse por los techos de las casas y al ser vistos y descubiertos por el coronel Urbano Moreno, Julio Valdez Blanco le disparo provocandole la muerte, lo que inicio un prolongado enfrentamiento por varias horas, por ultimo los profugos al verse copados, cansados y sin municiones procedieron a dar cumplimiento a lo pactado antes que se realizara el primer intento magnicida procediendo a suicidarse quedando una fotografia como testimonio de la posición y el estado en que quedaron los cuatro cadáveres, quedando como fiel testigo la residencia de Rufina Roca que después fue conocida como la residencia de los suicidas del Callejón del Judio, que a la presente fecha aun se mantiene en pie habiendo, superado los embates de los terremotos de diciembre y enero de 1917 y 1918, y el terremoto del 4 de febrero de 1976.

Posteriormente las autoridades procedieron a enterrar en forma secreta los cadáveres en el sector conocido como la isla en el cementerio general, procedimiento que fue reclamado por los familiares quienes al enterarse posteriormente reclamaron los cadáveres para darseles cristiana sepultura siendo enterrados nuevamente en el panteón numero dos de la primera avenida del Cementerio General, terminando asi uno de los intentos de magnicidio de la historia de Guatemala del año de 1917 que termino con muchas vidas menos de la quien se perseguia que era la del Presidente Manuel Estrada Cabrera.

Quedaron presos en este proceso Manuel Berrera, Javier Asturias, Emeterio Avila y Ricardo Trigueros.

Imagen del 20 de Mayo de 1907 que muestra los cadaveres de cuatro de los integrantes del grupo que conspiraron en el fracasado magnicidio para asesinar a Manuel Estrada Cabrera el 29 de Enero de 1907.

Sin embargo al Callejón del Judio tambien se le conocio con otro nombre, el Callejón de las Tunchez, y aunque no existe el origen del porque se le conocio con este nombre al barrio al que pertenecia tambien se le conocio como barrio de las Tunchez, y que hace suponer que esto se debia a que existian en este callejón de las Tunchez muchas refresquerias de bebidas de chicha.